Andanzas de la vida

“Este es un manicomio del que quieres salir, estás desesperada”. No pude haberlo dicho mejor. Como siempre la danza, salvándome, sacando las palabras atoradas en forma de inercia, de giros, de saltos, de rodillas y sudores. Él siempre tan atormentado, tan intensa e inmensamente creativo, logra que nosécómo, yo escupa mis ansiedades y temores.

La tensión me mantuvo perdida durante el día, ni las lágrimas osaban salir a las calles de tan inadaptadas a la tan sobrevalorada civilización. Llegar hasta el lugar de culto de los amantes de la danza fue un proceso complicado pero entretenido, como siempre.

Los pasos cortados, robóticos, no tuvieron ningún significado especial para mí, hasta el momento en el que los escuché y los miré a través de esa canción que desde hace no sé cuánto, se convirtió en mi himno. “Es la canción con la que sales de ti mismo, enséñame eso” lo hizo por segunda vez, es como si lograra meterse en mi cabeza. No sé si lo prefiero a él hablándome con sus pasos, o a mí matándome con mis intentos, o los dos, uno después de otro.

Lo que sí es seguro es que le debo los dolores de hoy, y la tranquilidad de mi atormentada cabeza, siempre.

descalzos

Nota: Cuando esté mirando fija y perdidamente un punto en el espacio, seguramente estaré bailando esa canción que no me deja en paz, nada grave, a cualquiera le pasa cuando necesita desesperadamente unos minutos salvajes.

Advertisements

About lizmendozas

Experta en tripodología felina. Quisiera ser tortuga y vivir en el mar.
This entry was posted in Descalzados and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s