Un día de esos

Un día de ésos como cualquier otro, excepto porque mi mamá sufría en una camilla, nací yo.

Nací con la mente en blanco, crecí sin conciencia de lo que significa ser hombre o ser mujer. Crecí sin la conciencia de que las niñas deben usar vestidos y los niños, no. Corrí a la par de mis compañeros y nunca me quedaba atrás.

Todas las mañanas mi mamá se levantaba tempranísimo y me despertaba para ir a la escuela, mis hermanas ya se despertaban solitas, porque ya eran más grandes.

Después despertaba a mi papá y se iban a trabajar, los dos. Nunca me pareció raro que mi mamá fuera una mujer de trabajo e intelectualidad. Me encantaba mirarla mientras se arreglaba, me encantaba el licuado que me hacía antes de irse. Me encantaba el olor de sus labiales.

Las mamás de mis amigas me compadecían en secreto porque mi mamá no me llevaba el desayuno a la hora del recreo, porque no asistía a los festivales escolares y porque no estaba en casa cuando yo llegaba de la escuela.

Y yo seguía creyendo que era normal.

Ahora, cuando he pasado por tantas trabas por el hecho inamovible de “ser mujer”, entiendo que mi mamá nunca fue normal. Siempre ha ido contracorriente, ha perdido la simpatía de diez, veinte o no sé cuántos, y sigue creyendo en sus convicciones. Es una mujer valiente, y es una transgresora.

Siempre he creído que me heredó todos los males que la aquejan, dolores del cuerpo y de la mente, pero más que eso, me transmitió su eterna curiosidad y su movimiento perpetuo.

Me enseñó que mi mente es poderosa y mis palabras perduran. Me animó a creer que soy capaz de lo que quiera y me enseñó a sentir orgullo de ser mujer. Me enseñó a levantarme después de caer en el polvo y a limpiarme las heridas. Me enseñó a hacerme independiente y a dejar el miedo de andar solita por la calle. Me enseño que el gusto por la soledad no es malo, pero a veces se hace vicio.

Casi cumplo un cuarto de siglo de haberla conocido, y lo celebro, celebro a mis hermanas y a mis amigas, porque todas me han enseñado que no se trata de género, se trata de valor. Y que no sólo soy mujer, sino humana.

FB_IMG_1456527721765

Advertisements

About lizmendozas

Experta en tripodología felina. Quisiera ser tortuga y vivir en el mar.
This entry was posted in Se paga por ver and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s