Comezón social

Ella tiene un problema con la vida, o con la muerte, que al final son la misma; las dos principio y final, las dos infinito, y como todo lo que es infinito le causa un extraño conflicto, le brotan ronchitas en la piel amoratada que le provocan una comezón indescriptible que se genera en su cabeza y no en la piel, por lo que salvajemente —y apelando a su lado menos humano y más animal— se rasca hasta que la carne viva hace su aparición.

Me dijeron que no contara esa historia en público porque causa repugnancia, pero la gente es desagradable y dice muchas cosas. Además, algunos se beben sus problemas, otros se los fuman, unos cuantos más se los comen y ella se los rasca. Enferma yo, enferma la sociedad y la vida que no va para ningún lado.

Dust to dust.

morning germany

Advertisements

About lizmendozas

Experta en tripodología felina. Quisiera ser tortuga y vivir en el mar.
This entry was posted in Historias inventos and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s