Casas y puertas

En la casa de las puertas abiertas bailamos y sacudimos las desnudeces, los cuerpos y las vergüenzas.

Miramos por las ventanas y nos quedamos dormidos.

En la casa, pequeña casa de las puertas abiertas, no falta el café, no faltan las lágrimas ni los fantasmas.  No faltan olores que recuerdan, que traen de vuelta, ni las voces que levantan, ni las sonrisas extrañas, no hay sobriedad.

En la casa de las puertas abiertas entran miles de historias, se sazonan con mantequilla y se van volando porque no les gusta la soledad.

Las que logramos atrapar como mariposas en las redes se escriben en las paredes y embellecen las cabelleras porque son flores.

regular

Advertisements

About lizmendozas

Experta en tripodología felina. Quisiera ser tortuga y vivir en el mar.
This entry was posted in Di va ga ción and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s