Quería escribir una carta, pero no resultó.

 

Morelia, Michoacán. 04 de agosto de 2014

 

Impresiones de un Festival.

De repente se nos olvida escribir. Por comodidad, porque no queremos pasar por los ojos de los críticos, que al final, para eso están, para criticar.

Yo creo que siempre he sido buena en eso, lo de la crítica quiero decir. Siempre estuve familiarizada con ella. Soy como una crítica de clóset, lucho contra mis instintos animales, pero al final siempre ganan, siempre salen, siempre me dejan en ridículo, en obvias condiciones de nadiedad.

No soy nadie, por eso no puedo criticar, dicen. ¿Pero quién sí? ¿Quién está en condiciones de arrojar la primera piedra? ¿Quién es aquel ser supremo que puede decir si tu trabajo vale o no, si tus pensamientos son intelectuales o demasiado estúpidos para funcionar?

Y así, como poco a poco voy asimilando la crítica sobre mi persona, sobre mi trabajo, mis intentos fallidos y no tanto, voy aprendiendo a criticar sin vergüenza. Como ser humano, sin respuestas, sólo dejándome llevar por mi condición animal que me ha llevado –también contra mi voluntad hipotética- a amar desmesuradamente aquello que me resulta tan distinto a mí, aquello que no puedo entender y me causa conflictos; eso, dicen, es amor, y arte al mismo tiempo.

Fue una semana extenuante esa. La semana del festival. La semana de la danza culta y rebelde, la danza contemporánea.

Extenuante digo, porque no he podido encontrar otra palabra. Es una impresión personal por la cantidad de cosas que pasaron, porque fueron unos días animales, de instinto puro.

Mientras más trataba de llegar a las funciones más me decepcionaban. Pensaba que quería desahogar la cuasi explosión que cargaba adentro, y al final, nada. Salía insatisfecha, caminaba para repensar lo que había visto y no podía, eran largas las caminatas. Faltaba danza, creo. Sobraron palabras, porque la danza no se habla ¿es por eso que la amo, no? La danza usa un lenguaje exclusivo y lleno de posibilidades, multiplicidad de mensajes, sentimientos, emociones, estambres, rechazos, qué sé yo.

Eso pensé y repensé, no sin sentir un millón de complicaciones y remordimientos, como si hubiera besado al hombre incorrecto en el lugar incorrecto y con mucho alcohol encima. Como vergüenza de resaca. Pero ahora puedo decirlo, así, como sacar este animal que no me ha dejado desde que lo conocí, porque sí algo me hizo reflexionar esta nueva ola dancística, fue que mi animal se avergüenza de que yo me haya convertido en un grado tan superlativo, en persona.

Tan persona que ni lo había reconocido. Y fue en uno de los talleres en los que logré colarme, que lo noté. La danza es, más allá del control sobre el cuerpo, regresar al origen, ser un animal. Reptar, volar, aterrizar, rasguñar, trepar, avanzar, eso es danza. Disfrutar y no tener remordimientos morales, humanos, sociales.

Eso es danza frente a un espejo-espectador. Es ser el animal de los otros, interpretar las múltiples animalidades que la locura de esta realidad nos obliga a dejar encerrados, sintiendo vergüenza.

No hay críticos, hay humanos puros; no hay intelectuales, hay respiraciones.

 

P.D: Y por todo eso, después de las críticas, vienen las gracias.

Gracias al XVII Festival Internacional de Danza Contemporánea de Morelia, a los increíbles profesores y bailarines, a los espectadores, a los que escriben, a los que recuerdan,  a los que discuten y a los que lloran a media función. Mi piel se eriza al recordar tanto momento hermoso que la danza que me regalado.

Gracias a la literatura epistolar de Alejandra Pizarnik. Me dio ganas de escribir esta carta con remitente en blanco. Me recordó lo hermoso de las palabras tímidas y completamente sinceras de las cartas. Sea cual sea el año en que esto suceda, y suceda y suceda.

 

Fotografía: Jacques Henri Lartigue

Fotografía: Jacques Henri Lartigue

Advertisements

About lizmendozas

Experta en tripodología felina. Quisiera ser tortuga y vivir en el mar.
This entry was posted in Descalzados. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s