Regularmente en la radio

louis garrel

Mientras escuchaban la radio con cara de funeral bien ensayado, las malas y peores noticias seguían escupiendo imágenes de rojo, amarillo y guerra directo a la imaginación de los amantes furtivos, a esos dos mentirosos, amantes de la desnudez en vilo.

El amor furtivo se escondía en los rincones, en las sábanas y en las cocinas.

Pensaron que nunca más volverían a escuchar rumores de afuera, que nunca volverían a abrir la puerta, quisieron encerrarse en abrazos.

Y entre tanta muerte, humanidad y drogas, se sintieron libres porque se supieron ajenos. Se hablaban bajito para no violar el hermoso silencio, para no romper el aire con tanto grito innecesario.

Apagaron la radio porque ya llegaría la hora de abrir la puerta y comentar las malas noticias de diario, aquello que importaba tanto como para llamarse periodismo.

Apagaron la radio porque provocaba imágenes inolvidables en su cabeza.

Apagaron la radio antes de salir a las calles y disimular.

Advertisements

About lizmendozas

Experta en tripodología felina. Quisiera ser tortuga y vivir en el mar.
This entry was posted in Historias inventos and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s