De los insomnios y los sueños

Heredar lo malo, las malas costumbres, la excesiva confianza en los otros y el casi nulo amor propio; la adicción a la cafeína y la falta de realidad que contrasta con el excesivo número de sueños despiertos. 

Procreación de las peores características, la sonrisa puta y facilona, la danza mareadora y los alter egos. 
El insomnio obligado acompañado de una cabeza que no deja de girar… el mareo inevitable que viene después. Antes sólo pasaba cuándo estaba recostada, ahora pasa cuando se le da la gana. El peor de los amantes pasajeros y solitarios. 
 
Olvidar sería mejor si no recordáramos las sensaciones, los dolores… olvidar lo humano y quedarte con lo mundano. 

Saber dónde y con quien estuviste, pero nunca revivir las sensaciones, que se aparecen tan intensas y  como en los sueños. 
 
En el mundo de los sueños, las emociones son abrumadoras. Eso dicen en la película, y deseé con todas mis fuerzas no creerlo, pero es necesario recordar -sin más que el lugar y el instante imaginario- aquel sueño que nuca se fue, que dura menos que un bostezo pero perdura más que el cochambre. Fue un abrazo tan real e imaginario, fue un abrazo y deseaba estar dormida siempre, para abrazarte siempre, entre las luces y la nada.Image
Advertisements

About lizmendozas

Experta en tripodología felina. Quisiera ser tortuga y vivir en el mar.
This entry was posted in Di va ga ción, Uncategorized and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s