Palabra ambulante

La busqué en el diccionario, al igual que otras veintemilnovecientastreintaydos palabras; me impresionó el resultado y juré que nunca se me iba a olvidar porque era un nuevo conocimiento.

Al siguiente día ya no recordaba lo que significaba y tuve que volver al diccionario, al igual que con las otras veintemilnovecientastreintayun palabras; sólo logré retener una. Eso me pone feliz, porque mi grado latente de distracción maratónica y voladora ha bajado un grado, -lo que evidentemenete no aplica para mi grado de exageración múltiple- recuerdo muy bien lo que significa, lo único malo es que olvidé la palabra y ahora tengo que pegar carteles con mi número de teléfono para que quien la encuentre me pueda localizar y decirme donde estaba escondida esa maldita.

Por el momento tengo que convivir con un significado sin significante ni signo, como un fantasma que viene a tomar café. Me apeno, me produce incomodidad porque no puedo decirle ni hablarle por su nombre… lástima, tan bien que nos hemos llevado últimamente.

La dejo deambular por la casa, se ve feliz. 

Advertisements

About lizmendozas

Experta en tripodología felina. Quisiera ser tortuga y vivir en el mar.
This entry was posted in Di va ga ción, Uncategorized and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s