Disturbios men-tales

Les amour imaginaires, relaciones secretas, sueños malpensantes, disturbios mentales y todo termina donde empezó.

Ya pasó un minuto, me congratulo por eso. Las horas no se han terminado, no dejó de mirar el reloj, tal vez por eso no avanza. Todos miran hacia la llamarada, de repente todos miran hacia acá, será porque los colores incandescentes, fluorescentes, atrapan, te matan de a poco, te embriagan y después estallas.

Ya pasó un minuto más. Ahora sonrío, me da risa-melancolía, de esa que que te deja pensando. De repente todo lo malo sale, la putrefacción emerge, la náusea se conoce, de repente el caos, de repente nada… de repente

Las llamas crecen y los medios atizan, la gasolina mediática es barata, es instantánea y viral. Luego me va alcanzar, supongo. Por eso mejor cierro los ojos, por eso vomito, por eso camino y camino.

Eso y las pésimas traducciones literarias, eso y el Mustang rojo estacionado todos los días en el mismo lugar, eso y el diente de león tan solito a estas horas de la noche en un barrio tan feo, eso y las miradas, eso y las melancolías. Eso y el malestar. Eso y mille-neuf-cent-quatre-vingt-onze.

Eso y el sueño, el sueño pesado que no te deja descansar, el sueño excesivo que no te deja dormir.

Advertisements

About lizmendozas

Experta en tripodología felina. Quisiera ser tortuga y vivir en el mar.
This entry was posted in Di va ga ción and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s