Vibraciones acústicas

Escuchar, oír… me quedo inmóvil para no hacer ruido, ni una pequeña vibración que viaje en el aire. No quiero escuchar porque me lastima.

Pero quiero saber, quiero enterarme y quiero saber que sé lo que está sucediendo mientras yo estoy inmóvil, porque después, cuando dé un paso o dos o mil, nadie me va a decir lo que dijeron, lo que gritaron o susurraron.

Sé tantos secretos que me he convertido en una caja fuerte, ni yo misma encuentro mi combinación… a veces lloro y no sé por qué.

A veces me llega la tristeza con la misma facilidad que el aire, a veces me callo, todo es silencio, ese silencio que rompe los tímpanos, que es más fuerte que los decibeles más poderosos…

Me llega la tristeza y pienso que no es verdad, pero luego sé que no es la mía la tristeza que me tumba y me escupe, se ríe. No es la mía, es la tristeza de los secretos, de lo que nadie sabe, ni yo misma. De lo que se queda adentro de mí, que me penetra como el amante menos amable y más rudo, tough.

Y en el silencio sólo me puedo concentrar en las imágenes imaginarias, psicodélicas, horror vacui…

En la mujer rota.

Advertisements

About lizmendozas

Experta en tripodología felina. Quisiera ser tortuga y vivir en el mar.
This entry was posted in Di va ga ción, Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s